sábado, 21 de febrero de 2009

Una iglesia "extro-vertida" y "di-vertida"


La iglesia, por definición, no se sirve a sí misma, ella existe en función del Reino de Dios, que supera los límites visibles de la iglesia misma.


Por consiguiente, ella debe cuidar constantemente -sobre todo en su expresión jerárquica- de no autoproclamarse, de no confundir su función de servicio con el contenido que predica, su misión tiene sentido en función de alteridad.


Es extro-vertida en cuanto sale de sí misma hacia el mundo, y lucha por crear las condiciones históricas para que el Espíritu de Dios pueda actuar en los hombres y mujeres. En la medida que la iglesia tiende a manipular la acción del Espíritu en la historia -por motivos políticos e ideológicos- en esa medida pierde su esencia y, por consiguiente, es menos creíble.


Jugando con las palabras podríamos decir que creer es, en cierto modo, di-vertirse, es vertirse en dos, superando la individualidad para ir en busca de la persona que más nos necesite, propiciando las condiciones para que el Espíritu re-cree el mundo y podamos seguir di-virtiéndonos con ánimo generoso.


7 comentarios:

Sofía dijo...

Sea bienvenido a la recreación con su pueblo que le vio nacer. Aqui están todos los suyos y aunque algunos ya no existan han dejado en usted su sabiduría y enseñanzas.

San Vicente y El Salvador necesita recrear su iglesia con gente como usted. Me imagino que a de ser terrible sentirse ex patria con gente que si bien culturamente nos hace sentir cómodos, organizados y bien aprovechados por lo que somos capaces de hacer en materia educativa, también en materia social y humana su pueblo lo necesita.

Es una pena que la falta de visión haga que nuestros sacerdotes muy pocos piensen en aportarle a su pueblo más allá de las oraciones que como tal son fundamentales y la base de la fe catálica. Sin embargo, a nuestro pueblo le faltan nutrientes de diversa índole. Ojalá nuestros sueños y la educación que también recibió sirva para algo en San Vicente.

Un abrazo, le queremos mucho. Bienvenido.

JC dijo...

divertirse y recrearse...

Interesante

Wirwin dijo...

Cuando realmente se viven estas palabras que tu pusistes di-vertirse y re-crearse.

Entonces realmente participar en la iglesia genera diversión y recreación pero solo entonces.

buen post

MISIONOLOGÍA CONTEMPORÁNEA dijo...

Sofía, vivimos tiempos duros en El Salvador, siempre lo han sido. Lo peor de todo es ese miedo que las personas tienen a dar saltos de calidad en su vida, naturalmente, un miedo que tiene nombre y apellido en cuanto a sus causas, se trata de un miedo provocado.

JC, no sé si estás de acuerdo conmigo, pero, las palabras tienen peso, cuando son bien utilizadas.

Wirwin, no hay duda que la praxis determina la palabra, en cuanto la convierte en acción: verbo.

J. Ch.

Wirwin dijo...

Ya estas en el país Juan?

MISIONOLOGÍA CONTEMPORÁNEA dijo...

Sí, vivo actualmente en San Vicente.
Estoy preparando un pequeño librito, luego te aviso.

J.Ch.

Wirwin dijo...

Muy ocupado imagino Juan se extrañan tus post.

cuidate Dios te guie siempre

saludos

LA UNIVERSIDAD DONDE TRABAJO EN EL SALVADOR

LA UNIVERSIDAD DONDE ESTUDIE Y DONDE INICIE LA DOCENCIA

Seguidores